Todo lo que necesitas saber sobre la ansiedad + Test gratis

ansiedad

La ansiedad es una epidemia que afecta a 4 de 100 personas, se estima que en la unión europea alrededor de 60 millones de personas sufren de ansiedad al año, en los estados unidos las cifras son aún más alarmantes ya que 8 de cada 100 personas presentan síntomas de este trastorno, estudios científicos concluyen que mujeres y hombres menores de 35 años son los más afectados por la ansiedad.

Seguramente usted o alguien cercano ha padecido de ansiedad en algún momento de su vida, por eso, preparamos para usted una guía completa sobre la ansiedad.

¿Qué es la ansiedad?

Básicamente la ansiedad es un mecanismo defensivo o de alerta ante situaciones amenazantes, la ansiedad se da en todas las personas, es normal, de hecho tiene aspectos positivos en el ser humano ya que mejora la capacidad de respuesta, su función es la de mantener al organismo en alerta para responder efectivamente ante riesgos o amenazas y minimizar consecuencias, La ansiedad es ese empujón que sentimos y nos lleva a atacar, huir, adaptarnos, etc. Los peligros o amenazas son dados al ver un deseo o proyecto importante obstaculizado por algún motivo o bien por la degradación de estatus o logros no conseguidos, como seres humanos siempre deseamos lo que no tenemos y no queremos perder lo que ya tenemos.

En resumen, la ansiedad como mecanismo de adaptación y defensa es bueno y no representa ningún problema para la salud, sin embargo, en muchos casos, este mecanismo se altera y en vez de ayudarnos nos afecta.

¿Qué factores pueden generar ansiedad?

Factores de predisposición

  • Factores biológicos, en algunos casos genéticos
  • Personalidad
  • Estilo de vida
  • Factores ambientales

 Factores desencadenantes

  • Acontecimientos o situaciones que van más allá de nuestros recursos
  • Acontecimientos que ponen en juego nuestra vida y exigen un gran cambio
  • Obstáculos que limitan nuestra capacidad o posibilidad de alcanzar logros
  • El uso de drogas

Los problemas relacionados con la ansiedad normalmente se producen por la combinación de algunos de estos factores durante un periodo de tiempo considerable.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Los síntomas de la ansiedad son muy variados, por eso los hemos clasificado en los siguientes grupos:

Síntomas Físicos: Presión el en pecho, taquicardia, palpitaciones, temblores, falta de aire, problemas digestivos, sudoración excesiva, falta de apetito, tensión muscular, cansancio, mareos, hormigueo en las extremidades, en casos de ansiedad muy avanzados se pueden presentar alteraciones en la alimentación, falta de sueño y falta de respuesta sexual.

Síntomas psicológicos: Sensación de peligro o amenaza, ganas de atacar o huir, sensación de vacío, agobio, temor a perder el control, incertidumbre, recelos, sospechas, dificultad para la toma de decisiones, en casos avanzados de ansiedad, pensamientos suicidas.

Síntomas Cognitivos: Problemas para concentrarse, falta de atención, dificultad para recordar las cosas,  preocupación en exceso, pensamientos negativos, incremento de dudas, sensación de confusión, dar importancia a pequeños detalles negativos, interpretaciones inadecuadas.

Síntomas que afectan la conducta: Hipervigilancia, dificultad para actuar o torpeza, impulsos excesivos, dificultad para estar quieto o en reposo, cambios en el lenguaje corporal, rigidez, cambios en la voz, expresiones faciales atípicas.

Síntomas sociales: Dificultad para entablar conversaciones, ya sea iniciar una o seguir el hilo, problemas para expresar opiniones, temor excesivo a confrontaciones sociales, introversión o extroversión en exceso.

Estos son los principales síntomas de la ansiedad, aunque no todas las personas presentan los mismos síntomas es común evidenciar al menos dos para establecer algún problema relacionado con la ansiedad.

[anuncio_b30 id=5] 

Tipos de ansiedad y sus características

Existen grandes diferencias entre los diferentes tipos de trastornos de ansiedad, a continuación explicamos tipos y diferencias.

  1. Trastorno de estrés postraumático

El trastorno de estrés postraumático ocurre cuando la persona sufre una situación que esta fuera de su control y genera un impacto considerable a nivel cognitivo y emocional.  Las personas que sufren un trastorno por estrés postraumático reviven constantemente el momento en el que sucedió el evento que causó el trastorno, cómo por ejemplo un soldado que fue a la guerra o una persona que fue secuestrada.

Las características del trastorno por estrés postraumático son:

  1. La persona ha estado expuesta a un acontecimiento traumático en el que han existido 1 o 2:
  2. la persona ha experimentado, presenciado o le han explicado uno (o más) acontecimientos caracterizados por muertes o amenazas para su integridad física o la de los demás
  3. la persona ha respondido con un temor, una desesperanza o un horror intensos. En niños: En los niños estas respuestas pueden expresarse en comportamientos desestructurados o agitados
  4. El acontecimiento traumático es re experimentado persistentemente a través de una (o más) de las siguientes formas:
  5. recuerdos del acontecimiento recurrentes e intrusos que provocan malestar y en los que se incluyen imágenes, pensamientos o percepciones. Nota: En los niños pequeños esto puede expresarse en juegos repetitivos donde aparecen temas o aspectos característicos del trauma
  6. sueños de carácter recurrente sobre el acontecimiento, que producen malestar. En niños: En los niños puede haber sueños terroríficos de contenido irreconocible
  7. el individuo actúa o tiene la sensación de que el acontecimiento traumático está ocurriendo (se incluye la sensación de estar reviviendo la experiencia, ilusiones, alucinaciones.
  8. malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático. Por ejemplo: un soldado al escuchar ruidos muy fuertes.
  9. respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático. Por ejemplo: ver sangre
  10. Rechazo persistente a diferentes estímulos asociados con el trauma, tengan en cuenta los siguientes síntomas:
  11. esfuerzos para evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones sobre el suceso traumático
  12. esfuerzos para evitar actividades, lugares o personas que motivan recuerdos del trauma
  13. incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma
  14. reducción acusada del interés o la participación en actividades significativas
  15. sensación de desapego frente a los demás
  16. restricción de la vida afectiva, por ejemplo, incapacidad para tener sentimientos de amor
  17. sensación de un futuro desolador Por ejemplo: no espera obtener un empleo, casarse, formar una familia.
  18. dificultades para conciliar o mantener el sueño
  19. irritabilidad o ataques de ira
  20. dificultades para concentrarse
  21. hipervigilancia
  22. respuestas exageradas de sobresalto
  1. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Es uno de los trastornos por ansiedad más comunes, este trastorno se caracteriza por las conductas compulsivas y obsesivas que presenta el individuo afectado, estas obsesiones pueden provocar preocupación y ansiedad de forma persistente causando pensamientos intrusivos ajenos a la realidad.

Las características del trastorno obsesivo compulsivo (TOC) son:

  1. pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como inapropiados, y causan ansiedad o malestar.
  2. los pensamientos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real.
  3. la persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos.
  4. la persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son el producto de su mente.
  5. comportamientos como lavado de manos excesivo, puesta en orden de objetos o actos mentales como rezar, contar o repetir palabras en silencio de carácter repetitivo.
  6. el objetivo de estos comportamientos u operaciones mentales es la prevención o reducción del malestar o la prevención de algún acontecimiento o situación negativos; sin embargo, estos comportamientos u operaciones mentales o bien no están conectados de forma realista con aquello que pretenden neutralizar o prevenir o bien resultan claramente excesivos
  7. Las obsesiones afectan de manera significativa con la rutina de la persona afectada, ya sea en sus relaciones laborales, deberes, aspectos familiares o sociales.
  1. Trastorno de pánico o crisis de angustia

El trastorno de pánico es evidente cuando la persona afectada presenta sensaciones de que va a perder la vida, Estas sensaciones son demasiado reales lo que lleva a vivir con un miedo intenso y malestar físico, en la mayoría de los casos se recomienda hospitalizar a la persona afectada.

Las características del trastorno de pánico o crisis de angustia son:

  1. palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca
  2. sudoración
  3. temblores o sacudidas
  4. sensación de ahogo o falta de aliento
  5. sensación de atragantarse
  6. opresión o malestar torácico
  7. náuseas o molestias abdominales
  8. inestabilidad, mareo o desmayo
  9. Poca o nula percepción de la realidad
  10. miedo a perder el control o volverse loco
  11. miedo a morir
  12. parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo)
  13. escalofríos o sofocaciones
  1. Trastorno de ansiedad generalizado

Es normal sentir ansiedad en ciertos momentos, antes de realizar una presentación, en una entrevista de trabajo, El trastorno de ansiedad generalizado ocurre cuando sentimos ansiedad en momentos en los que no deberíamos tener ningún estímulo o razón para sentirla.

En el trastorno de ansiedad generalizado las preocupaciones son constantes e irracionales y pueden interferir el desarrollo normal de algún aspecto de la vida de la persona afectada.

Las características del trastorno de ansiedad generalizado son:

  1. Ansiedad y preocupación excesivas sobre una amplia gama de acontecimientos o actividades, por ejemplo el rendimiento laboral y se prolongan más de 6 meses.
  2. Al individuo le resulta difícil controlar este estado de constante preocupación.
  3. inquietud o impaciencia
  4. dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco
  5. irritabilidad
  6. tensión muscular
  7. alteraciones del sueño (dificultad para conciliar o mantener el sueño, o sensación al despertarse de sueño no reparador)
  1. Fobia Social

La fobia social es un trastorno muy serio que por desconocimiento se confunde con la timidez, la fobia social perjudica la vida de las personas afectadas al punto de dejarlos completamente solos.

Por ejemplo, al hablar en público sentimos timidez, esto es normal, pero las personas afectadas por la fobia social son incapaces de hablar en público sin experimentar miedo o ansiedad excesivos, este tipo de trastorno lleva a la persona a evitar todo contacto social posible.

Las características de la fobia social son:

 

  1. Temor persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones en público en las que el sujeto se ve expuesto a personas que no pertenecen al ámbito familiar o a la posible evaluación por parte de los demás. El individuo teme actuar de un modo que sea humillante o embarazoso.
  2. La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia.
  3. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar que aparece en la(s) situación(es) social(es) o actuación(es) en público temida(s) interfieren de forma persistente con la rutina normal del individuo, con sus relaciones laborales, académicas o sociales.
  4. En los individuos menores de 18 años la duración del cuadro sintomático debe prolongarse como mínimo 6 meses.
  5. El miedo o el comportamiento asocial no se debe a efectos secundarios por drogas o fármacos.

Lectura recomendada:

Estrategias para controlar los nervios

6.

Agorafobia

La agorafobia se entiende como el miedo a sufrir un ataque de pánico y no tener protección en lugares abiertos o públicos. Las personas afectadas por este trastorno evitan viajar o salir de su casa, en la mayoría de los casos las personas que sufren de agorafobia son susceptibles a sufrir ataques de pánico severos.

Las características de la agorafobia son:

  1. inquietud persistente ante la posibilidad de tener más crisis
  2. preocupación por las implicaciones de la crisis o sus consecuencias por ejemplo perder el control, sufrir un infarto, “volverse loco”
  1. Trastorno por estrés agudo

El trastorno por estrés agudo está caracterizado por la existencia de recuerdos intrusivos durante un corto periodo de tiempo posterior a un acontecimiento traumático o abrumador. Es similar al trastorno por estrés postraumático

Las características del trastorno por estrés agudo son:

  1. sensación subjetiva desapego o ausencia de reactividad emocional
  2. reducción del conocimiento de su entorno
  3. Poca percepción de la realidad
  4. amnesia temporal

[anuncio_b30 id=6]    

 ¿Cómo saber si tengo problemas de ansiedad? Test de ansiedad

IMPORTANTE: Los resultados del siguiente test de ansiedad son orientativos, su finalidad es advertir sobre la posible presencia de manifestaciones relacionadas con la ansiedad para facilitarle al lector la decisión de visitar o no a un psicólogo profesional, los resultados NO representan un diagnostico profesional ni son base del mismo. Si considera necesaria la intervención de un psicólogo profesional o si tiene dudas sobre su salud le invitamos a contactarnos y agendar una cita o bien a comunicarse con su psicólogo de cabecera. 

Por favor responda según sus síntomas

1. Tensión: Difiultad para permanecer quieto o en reposo, estado de alerta (asustadizo), llanto, sensaciones de tensión o cansancio, estado de impaciencia constante.

 
 
 
 

2. Estado ansioso: inquietud, paranoia, anticipación con temor, irritabilidad.

 
 
 
 

3. Síntomas Físicos:  visión borrosa, taquicardia, desmayos, sensación de debilidad, sensación de calor o frió.

 
 
 
 

4. Funciones Cognitivas: Falta de memoria, problemas para concentrarse, sensación de confusión, pensamientos negativos.

 
 
 
 

5. Miedos: a estar con más personas, a estar solo, a lugares oscuros, a los animales, a la expectativa.

 
 
 
 

6. Insomnio: Problemas al dormir, cansancio después de dormir, pesadillas, interrupción del sueño durante la noche.

 
 
 
 

7. Estado de ánimo: depresión, falta de interés para realizar actividades, estado de animo variable, tristeza escesiva.

 
 
 
 

Cómo tratar y controlar la ansiedad

Cómo hemos visto hasta el momento en este artículo, la ansiedad es un estado negativo en el que mente y cuerpo se ven afectados, por lo tanto desarrollar estrategias para minimizar los síntomas negativos de la ansiedad es muy importante.

Recomendamos seguir los siguientes 5 consejos para tratar la ansiedad:

  1. Concéntrese en el presente: Es común adelantarse a los acontecimientos de un evento esperado, se recrean situaciones en las que el resultado puede ser negativo, haciendo de una situación preocupante un escenario apocalíptico con el peor desenlace posible, nos imaginamos indefensos ante múltiples ataques o fracasos, lo recomendable es tener nuestros pensamientos en el presente y centrarse en factores objetivos y no imaginarios, es prácticamente imposible evitar los pensamientos negativos, a todos los seres humanos nos pasa, es normal, pero debemos ser conscientes que estos pensamientos negativos solo son producto de nuestra imaginación y miedos, pregúntese: ¿Cuántas veces las situaciones han terminado como se las ha imaginado?
  2. No luche contra la ansiedad: Tenga en cuenta que la ansiedad hace parte de la vida, es normal sentirla, incluso, es necesaria para garantizar su supervivencia, el problema viene cuando la ansiedad afecta directamente nuestras vidas, si tiene síntomas de ansiedad recuerde que es normal, luchar para evitarlos solo va generar más ansiedad, “ansiedad por dejar de tener ansiedad”, Los síntomas normales de la ansiedad son temporales, pasajeros, así como empezó va a terminar, es decir, de la misma manera en la que nuestro cuerpo generó síntomas de ansiedad frente a una situación, va a entrar en estado de calma cuando la alerta o peligro pase.
  3. No aplace sus deberes: Si tiene algo por hacer, hágalo. Una de las maneras más fáciles de generar ansiedad es el miedo (o pereza) de empezar a hacer algo que represente peligro o que pueda salir mal.

Al postergar los deberes del día a día, un trabajo, una cita, una reunión o tomar una decisión, solo está recargando su mente de todos estos elementos y la tensión por no cumplir o terminar con nuestros  deberes va aumentar la sensación de ansiedad.

  1. Comprométase solo con lo que pueda cumplir:El que mucho abarca poco aprieta”, el refrán tiene mucha razón si hablamos de ansiedad, no se comprometa a realizar tareas si sabe que no las puede cumplir a tiempo, si en su trabajo le piden hacer 3 tareas y usted es consciente no puede realizar todo al tiempo establezca un cronograma en el que pueda dar prioridad a cada uno de sus deberes junto con un tiempo de entrega razonable.

Este aspecto no solo aplica para el ámbito laboral, en su vida personal no pretenda ser o hacer todo lo que la gente espera de usted, sea usted y sea feliz dentro de sus capacidades, si quiere aprender algo nuevo o cambiar alguna actitud hágalo en su tiempo, preocúpese por usted, lo que los demás digan no tiene mucha importancia.

  1. Relajase: Aprenda a disfrutar el tiempo que invierte en usted mismo, practique un deporte o simplemente descanse en la comodidad de su casa, no somos maquinas, de vez en cuando es bueno parar la rutina y respirar profundo para sentirnos mejor con nosotros mismos, esto bajara considerablemente los síntomas de ansiedad y tanto usted como sus seres queridos notarán la diferencia.

Tenga en cuenta: Este artículo no sustituye en ningún caso a una terapia personalizada. Si considera que padece de algún trastorno relacionado con la ansiedad y todavía no está en manos de un psicólogo, le recomendamos actuar ya.